Una evidencia en tiempo normal, después de 2020 el 2021. Nuestro presente instante marcó una bisagra histórica.

Mirar, sentir, hacer, ya no es lo mismo.

Somos una partícula más de la tormentosa corriente, pero con la sensación de poder escribir nuestra historia.

Estar en tensión es lo que siempre nos ha caracterizado. Pendientes y alertas a los cambios de cada uno de nosotros/nosotras.

Desde lo colectivo a lo íntimo.

Siempre deseamos cuestionarnos, poner en duda, para no dejarnos llevar por el movimiento.

Actuar de forma consciente.

Hoy nos interrogamos sobre un Nuevo Habitar

¿Cómo re-habitar nuestra capacidad de soñar? ¿Cómo re-habitar nuestros territorios comunes?

Este año 2021 continuamos aprendiendo, provocando, colaborando y haciendo memoria.

Descubriendo semana tras semana,
encuentro tras encuentro,
experiencia tras experiencia,
titilaciones que nos permitan entender, actuar
Para finalmente hacer visible durante el FIFV, nuestro camino,
los encuentros, diálogos, creaciones colectivas,
residencias de artistas, ediciones,
traspasos de conocimientos y experiencias.